Soluciones innovadoras para el pintado de sustratos metálicos

La pintura en polvo es un recubrimiento termoestable exento de disolventes, utilizado principalmente para el pintado de sustratos metálicos. La pintura en polvo aporta una gran variedad en su selección de tonalidades y acabados.

Su mínimo impacto ambiental, ahorro energético, su fácil utilización como acabado, son valores altamente estimados por los cliente que utilizan esta tecnología para pintar el metal, donde aparte de estos factores también podemos conseguir en su aplicación espesores de película constantes y obteniéndose un revestimiento de alta calidad.

Ventajas del recubrimiento en polvo:
– Acabado ecológico con el mínimo impacto ambiental.
– Procesos muy competitivos y eficientes.
– Máxima resistencia.
– Fácil aplicación.
– Acabados homogéneos debido a la atracción electrostática.