El mejor proceso alto brillo

La solución para barnizar la madera en procesos en alto brillo sin problemas de hervidos, piel de naranja o falta de extensibilidad, para obtener la máxima cubrición tapando las rayas de la lija, y un 100% de grado de brillo.

El secreto de un buen brillo no está en las capas de barniz acabado, sino en las fases de preparación y capas de fondo. Lo primero y fundamental es la correcta preparación del soporte sobre el que queremos aplicar el alto brillo. Una frase máxima que aún perdura en el sector es “El mejor acabado comienza con un buen lijado de la madera en crudo”.  Hay que tener en cuenta, la utilización de una madera o soporte con máxima densidad y dureza, para que el propio soporte no actúe como una esponja absorbiendo los barnices y pinturas aplicados sobre él y se produzca el defecto de barnizado de la madera llamado: “telegrafiado de la estructura”.

Como ya hemos contado, es muy importante la preparación de la madera con un buen lijado en varias fases, primero con lija media de grano 180-220, para terminar en grano 320. Siempre que queramos aplicar un barniz o pintura brillo, seleccionaremos un fondo de alta dureza y gran reticulación para evitar removidos y telegrafiados, nuestro consejo es aplicar fondos poliacrilicos (incoloros o blancos según proceso), ya que cumplen con dichas propiedades. Es crucial dejar el tiempo necesario de curado del fondo antes de lijar, de esta forma permitimos que se asiente en la madera y consiga su máxima compactación. Es muy importante después de aplicar las capas necesarias de fondo, hacer un lijado gradual de lija con grano mas grueso 320-400 hasta llegar a lija 500 incluso 800. Una vez hemos llegado hasta aquí, podremos aplicar el mejor acabado alto brillo acrílico del mercado 130009 (incoloro) o el 171009 (blanco), destaco estas dos referencias por su facilidad de uso y aplicación, ya que permiten aplicaciones de alto gramaje sin problemas de hervidos y además poseen una extensibilidad efecto piscina infinita inmejorable. Destaco también que al ser una tecnología acrílica son dos productos inalterables a la luz con el paso del tiempo. Otra cualidad que no conviene olvidar es su capacidad de auto recuperación del brillo con pequeños roces o golpes, únicamente frotando y puliendo con un paño y aplicando calor en la superficie, vuelve a recuperar su estado de brillo original. Gracias a estas pinturas y barnices para la madera, se nos ira el miedo a realizar procesos de barnizado en alto brillo y dejaremos boquiabiertos con la alta calidad de las terminaciones brillo a nuestros clientes